Gran shipibo 04

gran4

New product

Gran tapiz de tela bordada con hilos de colores y teñida con tintes naturales en base a barros de arcilla y corteza de caoba. Estas telas forman parte del trabajo artesanal tipico de estas comunidades y estan decorados con hermosos motivos inspirados en las visiones con ayahuasca.

Ideales para crear un pequeño altar, colgar en la pared o hacer un excelente regalo.

173cm x 153cm

Advertencia: ¡Últimos artículos en inventario!

220,00 €IVA incluído

Tapete shipibo usado por los chamanes en sus ceremonias. Piezas originales y únicas.

Con la compra de estos tejidos shipibos colaboras en la construcción de varios barracones en su poblado.

 

Según el pensamiento shipibo-konibo, la belleza se nota a flor de piel. Alguien, o algo, es bello cuando tiene kené, es decir, cuando lleva el cuerpo cubierto de diseños, una filigrana de grafismos geométricos en la que trazos curvos y rectos se unen para formar redes de luz que envuelven la piel con una nueva piel hecha de circuitos de energía colorida. El arte de trazar kené le pertenece tradicionalmente a las mujeres, quienes, según la cosmología, aprendieron a hacer diseños copiándolos del cuerpo de una mujer Inka, proveniente del eterno mundo de fuego del sol que atravesó el río que separa los inmortales de los mortales. Ella llevaba sobre la piel los diseños de la anaconda, el poderoso dueño cósmico de los ríos y el arco-iris, el camino que une el agua al sol.

Según el pensamiento shipibo-konibo, todos los diseños de todo lo existente se originan en las manchas de la piel de la anaconda primordial; y por esta razón, para poder ver y hacer diseños es necesario consumir las plantas que manifiestan el poder de la anaconda, especialmente, piripiri y ayahuasca.Desde niñas las mujeres son tratadas con piripiri, una planta Cyparacea que es utilizada para agudizar la visión y hacer ver diseños en la mente, para después plasmarlos con precisión sobre la piel, las telas, las cerámicas y la madera. Las mujeres pintan, usando astillas de madera y tintes naturales. También bordan, tejen y hacen adornos de mostacillas.

Todos nosotros las hemos visto en alguna feria de artesanía del país vendiendo sus productos, pero poco nos imaginamos la complejidad de su pensamiento artístico y la destreza necesaria para producir diseños. Las mujeres no necesitan de bosquejos. Directamente hacen visible sobre un soporte material los diseños que ven en sus mentes, y de esta manera embellecen el entorno humano transformándolo a imagen del mundo de los Inka. Sin las mujeres para hacer kené, los hombres no tendrían ningún adorno material y nuestro mundo no luciría parecido al de los dioses.Pero los hombres también ven diseños en sus mentes, aunque tradicionalmente no cultiven la habilidad de materializarlos. Las visiones de kené les permiten ejercer el chamanismo, que suele ser una especialidad masculina. Durante las sesiones de toma de ayahuasca, los participantes logran percibir la redes de filigrana de luz colorida que afloran de todo lo existente, indicando el estado de su salud, tanto física como emocional y espiritual.

Por medio del canto, el chamán se comunica con la energía de la anaconda primordial y los otros espíritus dueños de las plantas, y su voz va trazando diseños inmateriales que envuelven al enfermo con la energía de las plantas y lo curan. Cantar es trazar diseños inmateriales de curación, claros y perfumados.En el kené se unen la estética y la medicina, lo material y lo inmaterial, lo femenino y lo masculino. Las habilidades de ver y hacer kené reposan sobre la mimetización del ser humano con la energía de las plantas que, a su vez, manifiestan los poderes generativos de la anaconda primordial. Todas las formas visuales, olfativas, sonoras y táctiles de los diseños shipibo-konibo son una celebración de la belleza de la anaconda que los Inka eternos lucen con todo esplendor en el cielo.

por Luisa Belaunde, antropóloga amazónica

Alto173cm x 153cm
Peso450 grs aprox

No hay comentarios de clientes por ahora.

Escribe tu opinión

Gran shipibo 04

Gran shipibo 04

Gran tapiz de tela bordada con hilos de colores y teñida con tintes naturales en base a barros de arcilla y corteza de caoba. Estas telas forman parte del trabajo artesanal tipico de estas comunidades y estan decorados con hermosos motivos inspirados en las visiones con ayahuasca.

Ideales para crear un pequeño altar, colgar en la pared o hacer un excelente regalo.

173cm x 153cm